miércoles, 27 de julio de 2011

ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTO (LOS DOS PACTOS)



ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTO (LOS DOS PACTOS)


Los herejes, tales como Marción y los gnósticos, argumentaron que las diferencias entre el antiguo y el nuevo pacto demuestran que estos pactos provienen de dos dioses distintos. Muchas de las citas siguientes fueron escritas por cristianos que refutaron esta falsa premisa.

Ahora bien, todo eso (el antiguo pacto) lo invalidó el Señor, a fin de que la nueva ley de nuestro Señor Jesucristo, que no está sometida al yugo de la necesidad, tenga una ofrenda no hecha por mano de hombre. Y así dice de nuevo a ellos: ¿Acaso fui yo quien mandó a sus padres, cuando salían de la tierra de Egipto, que me ofrecieran holocaustos y sacrificios? ¿0 no fue más bien esto lo que les mandé, a saber: que ninguno de ustedes guarde en su corazón rencor contra su hermano y que no amaran el falso juramento? Bernabé (70-130 d.C.)

La ley dada sobre el monte Horeb es ya vieja y los atañe sólo a ustedes; pero la otra (la nueva) pertenece a todos absolutamente. Ahora bien, una ley puesta contra otra ley, anula la primera; y un testamento hecho posteriormente, deja igualmente sin efecto el primero. Y a nosotros Cristo nos ha sido dado como ley eterna y última y como testamento fiel, después del cual ya no hay ni ley ni ordenación ni mandamiento. Justino Mártir (160 d.C.)

(Escrito por un crítico pagano del cristianismo) Una última observación se impone: suponiendo que Jesús, en conformidad con los profetas de Dios y de los judíos, fuese el Hijo de Dios, ¿cómo es que el Dios de los judíos les ordenó, por medio de Moisés, que procurasen las riquezas y el poder, que se multiplicasen hasta llenar la tierra, que masacrasen a sus enemigos sin perdonar siquiera a los niños y exterminar coda la raza, lo que él mismo hace ante sus propios ojos, tal como cuenta Moisés? ¿Por qué los amenaza él, si desobedecieron sus mandamientos, de tratarlos como enemigos declarados, mientras que el Hijo, el Nazareno, formula preceptos completamente opuestos: el rico no tendrá acceso hasta el Padre, ni el que ambiciona el poder, ni el que ama la sabiduría y la gloria; no nos debemos inquietar con las necesidades de subsistencia más que los cuervos; es necesario preocuparnos menos de la vestimenta que los lirios; si les diesen una bofetada es preciso aprestarse a recibir una segunda? ¿Quién miente entonces: Moisés o Jesús? ¿Será que el Padre, cuando envió al Hijo, se olvidó de lo que le había dicho a Moisés? ¿Habrá cambiado de opinión, renegado de sus propias leyes y encargado a su mensajero el promulgar otras completamente contrarias? Celso (178 d.C.)

Todos los que defienden falsas teorías, y movidos por la ley de Moisés piensan que ésta es diferente y aun contraria a la doctrina del evangelio, no han puesto empeño en buscar los motivos de las diferencias entre los dos testamentos… Por nuestra parte, más adelante trataremos sobre el motivo de la diferencia entre los dos testamentos, y acerca de la unidad y acuerdo entre ambos. Ireneo (180 d.C.)

“El Señor me mandó en aquel momento enseñarles estos preceptos y mandatos.” Por este motivo en el nuevo pacto de la libertad abolió los mandamientos que les había dado como en figura para el estado de servidumbre. Ireneo (180 d.C.)
   
En uno y otro pacto se trata de la misma justicia en el juicio de Dios; sólo se diferencian en que, en el primero, se expresa en figura, de modo temporal y más limitado, y en el segundo de manera real, verdadero, para siempre y con precisión; pues el fuego es eterno, y del cielo se ha de revelar la ira de Dios… El castigo será mayor para los que caen en su justicia. De esta manera se amplió también el castigo de aquellos que no creen en la Palabra de Dios. Ireneo (180 d.C.)

En el Nuevo Testamento creció la fe de los seres humanos en Dios, al recibir al Hijo de Dios como un bien añadido a fin de que el hombre participara de Dios. De modo semejante se incrementó la perfección de la conducta humana, pues se nos manda abstenernos no sólo de las malas obras, sino también de los malos pensamientos, de las palabras ociosas, de las expresiones vanas y de los discursos licenciosos: de esta manera se amplió también el castigo de aquellos que no creen en la Palabra de Dios, que desprecian su venida y se vuelven atrás, pues ya no será temporal sino eterno. Ireneo (180 d.C.)

En cambio, con la venida del Señor, un nuevo pacto se extendió por toda la tierra, según habían dicho los profetas, como una ley de vida que habría de reconciliar los pueblos en la paz: “Porque de Sion saldrá la ley y de Jerusalén la Palabra del Señor. El juzgará a muchas naciones, convertirá las espadas en arados y las lanzas en hoces, y ya no se prepararán para la guerra” Ireneo (180 d.C.)

Todos los apóstoles, en efecto, enseñaron que los dos testamentos corresponden a dos pueblos, mas uno solo y el mismo es Dios que dispuso uno y otro para el bien de la humanidad, ya que dio el primer pacto a quienes empezaban a creer en Dios, como hemos demostrado en el libro tercero a partir de la doctrina de los apóstoles. Y no se dio este primer pacto en vano, ni sin una finalidad, ni al acaso; sino que sometió al servicio de Dios a aquellos a quienes se les dio para su propio provecho, pues Dios no necesita del servicio de los seres humanos. Además, se les dio como una figura de los bienes celestiales, porque los seres humanos aún no eran capaces de soportar a ojo desnudo la visión de las cosas divinas; también prefiguró las realidades de la iglesia, a fin de que se afirmase nuestra fe; pues llevaba en sí la profecía de los bienes futuros, con el objeto de enseñar al género humano que Dios conoce de antemano todas las cosas. Ireneo (180 d.C.)

“La ley fue dada por medio de Moisés” no por Moisés, sino por Cristo Moisés se hizo intermediario, como siervo suyo; por eso fue una ley transitoria. Mas “la gracia eterna y la verdad han venido por medio de Jesucristo.” Clemente de Alejandría (195 d.C.)

Dios manifiesta que el antiguo pacto es sólo temporal, al introducir cambios y prometer que el antiguo será seguido por un pacto eterno. Tertuliano (207 d.C.)

Nosotros admitimos que la epístola más decisiva contra el judaísmo es aquella con la cual el apóstol instruye a los gálatas. Puesto que reconocemos firmemente la abolición de la ley antigua, sostenemos que esto procede de la dispensación del Creador… Cristo señala el punto de separación cuando dice: “La ley y los profetas fueron hasta Juan.” De esta manera hizo de Juan el Bautista el límite entre las dos dispensaciones: las cosas antiguas (de la ley) que estaban terminando y las nuevas que estaban comenzando. Tertuliano (207 d.C.)

El antiguo pacto no es “evangelio” (buena nueva), porque no muestra al que había de venir, sino que lo anuncia; en cambio, todo el nuevo pacto es el evangelio, porque no sólo dice como al comienzo del evangelio: “Aquí está el cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo,” sino que contiene diversas alabanzas y enseñanzas de aquel por quien el evangelio es evangelio. Orígenes (225 d.C.)

La antigua alianza es sombra de la realidad celeste, la cual ya está presente en la iglesia. Orígenes (225 d.C.)

Así pues, antes del evangelio que ha tenido lugar con la venida de Cristo, ninguna de las cosas antiguas era el evangelio. Pero el evangelio que es la nueva alianza, nos ha arrancado de la letra antigua y ha hecho resplandecer con la luz del conocimiento el Espíritu nuevo que jamás envejece, que es la novedad propia de la nueva alianza y que estaba depositada en todas las Escrituras. Orígenes (225 d.C.)

LA AUTORIDAD MAXIMA: LA PALABRA DE DIOS


Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza. Romanos 15:4

Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero.
Hebreos 8:13


Diciendo primero: Sacrificio y ofrenda y holocaustos y expiaciones por el pecado no quisiste, ni te agradaron (las cuales cosas se ofrecen según la ley), y diciendo luego: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad; quita lo primero, para establecer esto último.    Hebreos 10:8-9

y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe;  Filipenses 3:9

Les dijo también una parábola: Nadie corta un pedazo de un vestido nuevo y lo pone en un vestido viejo; pues si lo hace, no solamente rompe el nuevo, sino que el remiendo sacado de él no armoniza con el viejo. Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo romperá los odres y se derramará, y los odres se perderán. Mas el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar; y lo uno y lo otro se conservan. Y ninguno que beba del añejo, quiere luego el nuevo; porque dice: El añejo es mejor.    Lucas 5:36-39


Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar?  Galatas 2:14


Queda, pues, abrogado el mandamiento anterior a causa de su debilidad e ineficacia  Hebreos 7:18


No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos. Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.
Mateo 5:17-18


No penséis que yo voy a acusaros delante del Padre; hay quien os acusa, Moisés, en quien tenéis vuestra esperanza. Juan 5:45


de las cuales cosas desviándose algunos, se apartaron a vana palabrería, queriendo ser doctores de la ley, sin entender ni lo que hablan ni lo que afirman. Pero sabemos que la ley es buena, si uno la usa legítimamente;
conociendo esto, que la ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, para los fornicarios, para los sodomitas, para los secuestradores, para los mentirosos y perjuros, y para cuanto se oponga a la sana doctrina,  1 Timoteo 1:6-10


Pero evita las cuestiones necias, y genealogías, y contenciones, y discusiones acerca de la ley; porque son vanas y sin provecho.   Tito 3:9


Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer.   Hebreos 8:13


Llegó entonces a Efeso un judío llamado Apolos, natural de Alejandría, varón elocuente, poderoso en las Escrituras. Este había sido instruido en el camino del Señor; y siendo de espíritu fervoroso, hablaba y enseñaba diligentemente lo concerniente al Señor, aunque solamente conocía el bautismo de Juan. Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios.  Hechos 18:24-26


el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica. Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria, tanto que los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, la cual había de perecer, ¿cómo no será más bien con gloria el ministerio del espíritu? Porque si el ministerio de condenación fue con gloria, mucho más abundará en gloria el ministerio de justificación. Porque aun lo que fue glorioso, no es glorioso en este respecto, en comparación con la gloria más eminente. Porque si lo que perece tuvo gloria, mucho más glorioso será lo que permanece.     2 Corintios 3:6-11




Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.  Juan 1:17


Y el sol se oscureció, y el velo del templo se rasgó por la mitad. Lucas 23:45


La reina del Sur se levantará en el juicio con los hombres de esta generación, y los condenará; porque ella vino de los fines de la tierra para oír la sabiduría de Salomón, y he aquí más que Salomón en este lugar.Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación, y la condenarán; porque a la predicación de Jonás se arrepintieron, y he aquí más que Jonás en este lugar. Lucas 11:31-32


!!Ay de vosotros, intérpretes de la ley! porque habéis quitado la llave de la ciencia; vosotros mismos no entrasteis, y a los que entraban se lo impedisteis.
Lucas 11:52


El les dijo: Por eso todo escriba docto en el reino de los cielos es semejante a un padre de familia, que saca de su tesoro cosas nuevas y cosas viejas.
Mateo 13:52


Y les dijo: Esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada.
Marcos 14:24


No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo.     Galatas 2:21


BENDICIONES

FUENTE: www.laiglesiaprimitiva.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada