sábado, 3 de septiembre de 2011

LOS VIOLENTOS QUE ARREBATAN EL REINO

Los violentos que arrebatan el reino
 

Por eso el Señor dice que el reino de los cielos es de los violentos: “Los violentos lo arrebatan,” quiere decir aquellos que se esfuerzan, luchan y continuamente están alerta: éstos lo arrebatan. Por eso el apóstol Pablo escribió a los corintios: “¿No saben que en el estadio son muchos los que corren, pero sólo uno recibe el premio? Corran de modo que lo alcancen…” Siendo un buen atleta, nos exhorta a competir por la corona de la incorrupción; y a que valoremos esa corona que adquirimos con la lucha, sin que nos caiga desde afuera. Cuanto más luchamos por algo, nos parece tanto más valioso; y cuanto más valioso, más lo amamos. Pues no amamos de igual manera lo que nos viene de un modo mágico, que aquello que hemos construido con mucho esfuerzo. Y como lo más valioso que podía sucedernos es amar a Dios, por eso el Señor enseñó y el apóstol transmitió que debemos conseguirlo luchando por ello. 
Ireneo (180 d.C.) 

“Los violentos que arrebatan el reino” no son quienes argumentan discursos. Más bien se dice de aquellos que “lo toman por la fuerza,” pues ellos permanecen en una vida recta y en oraciones incesantes. 
Clemente de Alejandría (195 d.C.) 

El reino de los cielos no pertenece a los dormilones y holgazanes. Al contrario, los violentos “lo toman por la fuerza.” Pues esta violencia es la única recomendable: luchar con Dios y tomar de Dios la vida por la fuerza. Y Él sabe quiénes perseveran firmes, o más aún, violentos; y Él se rinde y otorga. Pues Dios se deleita en ser conquistado en tales cosas. Clemente de Alejandría (195 d.C.)


Elevamos nuestra oración a Dios como una fuerza unida, luchamos con Él en nuestras súplicas. Dios se deleita en este tipo de violencia. Tertuliano (197 d.C.)



LA AUTORIDAD MAXIMA: LA PALABRA DE DIOS




Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan. Mateo 11:12 

Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán. Lucas 13:24 


BENDICIONES

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada