martes, 18 de octubre de 2011

LA EDAD DE ORO DEL CRISTIANISMO QUE NUNCA TUVO LUGAR


Ya he hablado bastante de los aspectos negativos del híbrido constantiniano. Pero sería un error pensar que no hubieron aspectos beneficiosos también. 

La Iglesia nunca habría mordido el anzuelo si todo hubiera sido malo. Por tanto, echémosle un vistazo a algunos de estos aspectos beneficiosos.

El cambio visible y más inmediato que el nuevo híbrido trajo consigo fue la legalización del cristianismo. El estado favoreció el cristianismo y eximió a la propiedad de la Iglesia del pago de impuestos. 

Además, Constantino hizo del domingo un día feriado, facilitándole a la población asistir a la adoración los días domingo. Él también declaró ilegal todas las prácticas ocultas.

El rápido auge del cristianismo, particularmente en la esfera pública, estuvo acompañado por la rápida decadencia y el exterminio final del paganismo clásico. Aunque Constantino toleró la adoración pagana y declaró la libertad de adoración para todos (excepto para los herejes), prohibió que los funcionarios del estado hicieran ofrendas paganas en nombre del estado. 

Él también retiró los fondos para la posterior construcción de templos paganos.

En el ámbito social, Constantino promulgó una ley que les ofrecía ayuda financiera pública a las familias pobres, para que éstas no siguieran la práctica común de abandonar a los infantes no deseados para que murieran. 

Él prohibió los crueles combates de los gladiadores en muchas ciudades, cerró los teatros lascivos y declaró ilegal la prostitución. Constantino también prohibió el concubinato, castigó el adulterio e hizo que el divorcio fuera más difícil de obtener.


CONTINUA......


BENDICIONES

FUENTE: www.laiglesiaprimitiva.com
Tomado del Libro: EL REINO QUE TRASTORNÓ EL MUNDO de David Bercot.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada